Qué ver

197 - San Pedro y San Pablo.JPG Berna es una ciudad muy atractiva para los turistas pues conserva su centro histórico en muy buenas condiciones. Solo pasear por sus calles adoquinadas nos traslada a una época remota, pero sin duda alguna son sus torres, sus fuentes, sus iglesias y la catedral lo que más llama la atención de esta pequeña céntrica ciudad suiza. Además, ofrece lugares increíbles desde los que ver y fotografiar la ciudad vieja, como son Bärengraben y Bärenpark, que discurre pegado a la orilla meridional del río Aare.

Pero tampoco debemos dejar de lado la parte más moderna de la ciudad, de la que debemos destacar, sin duda alguna, el Zentrum Paul Klee, un magnífico museo cuyo edificio diseñó el famoso arquitecto Renzo Piano. Dedicado al genial artista nacido en Berna, en su interior podremos encontrar la mayor colección de Paul Klee.

Una ciudad que merece la pena conocer a pie, intentando conocer cada uno de los rincones más pintorescos que hacen de Berna una ciudad diferente.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter