Bahnhofplatz

BahnhofplatzLa Bahnhofplatz es una plaza alargada situada en el corazón del tráfico urbano de Berna. Está cerrada al norte por el moderno conjunto de la Hauptbahnhof, la gran estación central de tren. En un ancho paso subterráneo y peatonal se pueden ver los restos de las murallas del siglo XIV. También hay ruinas de la Christoffelturm, la puerta occidental de la ciudad. Se levantó en 1344 y se derruyó en 1864.

Al oeste de Bahnhofplatz se encuentra el Burgerspital. Se trata de un antiguo hospital construido entre 1734 y 1742 siguiendo el estilo de los hospitales parisinos. Siguió el proyecto del arquitecto francés Joseph Abeille. Y casi en el centro está la Heiliggeistkirche, la iglesia del Espíritu Santo. Es una de las iglesias más grandes de Suiza y en su interior acoge todo tipo de eventos culturales.

Para quienes llegan en tren a Berna, es el punto de partida para visitar la ciudad. Tiene varias paradas del sistema de transporte público. Además, es el inicio de la ciudad vieja de Berna. Muchas de las calles que parten hacia el este son peatonales. Esto facilita mucho la visita a pie por las zonas más típicas de la urbe suiza. Por lo tanto, es visita casi obligada.

Bundesplatz

BundesplatzLa Bundesplatz es el corazón de la actividad política de la Confederación. Y es que ahí está situado el Bundeshaus, sede del gobierno suizo y del Parlamento. Está situado en la ciudad vieja de Berna y es una parte importante de Innere Neustadt; es una sección de la ciudad que se construyó en el siglo XIII durante la segunda expansión urbanística, entre 1255 y 1260. Forma parte del patrimonio cultural de la UNESCO.

En un principio en la plaza había numerosos edificios que, con el paso del tiempo, se derribaron. Esto permitió construir nuevas calles, como la que va al Casino cultural, o nuevos edificios. La construcción de la nueva plaza fue obra de Niklaus Hebler, quien decidió colocar árboles y vallas al lado sur. Para ello creó una balaustrada que ofrecía unas magníficas vistas de la parte baja de la ciudad y también del río Aar.

Entre 1894 y 1900 se construyó el nuevo Bundeshaus, lo que provocó la demolición de más edificios para dar mayor amplitud a la plaza, que hasta 1909 se conoció como la Parlamentsplatz. El aspecto actual se alcanzó en 2004 tras un proyecto de remodelación. Se convirtió así la Bundesplatz en un lugar de visita para los turistas y para los propios ciudadanos de Berna.

La mejor forma de llegar hasta la plaza es a pie, pero se puede ir en transporte público. En este caso, en la misma zona hay una parada de autobús muy bien ubicada. Hasta allí llegan las líneas 10 y 19.