Catedral de San Vicente

176 - Catedral de San Vicente.JPG La construcción de la catedral de San Vicente,  un valioso ensayo de arte gótico tardío en Suiza, fue iniciada en 1421 por Matthaus Ensinger y finalizada en 1575. La fachada, coronada por una elevada y compleja aguja terminada en 1893, se abre con tres grandes arcos de acceso a los pórticos. Es muy valioso el pórtico gemelo central, obra del alemán Erhard Kung, de 1490-1500, decorado con relieves y estatuas. Estas últimas son copias de 1965, mientras que las originales se conservan en el Museo Histórico. En el tímpano se representa el Juicio Final, con más de 200 figuras de elegidos y condenados de gran realismo. En las arquivoltas pueden verse a los Apóstoles y a los Profetas; en los salientes, a las vírgenes prudentes y a las vírgenes necias; y en los muros laterales, diversos frescos monocromos que representan el Pecado original y la Anunciación, de 1501.

178 - Catedral de San Vicente.JPG El interior, majestuoso y severo, tiene tres naves con columnas y coro. Decoran la desnuda estructura de la amplia y atrevida nave central, que presenta una bóveda con complejas nervaduras realizada en 1575, un púlpito de piedra, de 1470, y una mesa de altar de 1561. Un órgano de 1739 sobresale de la tribuna situada sobre la entrada. Resulta más rico el coro, decorado con frescos realizados por Niklaus Manuel en 1517, cuya bóveda muestra bellísimas nervaduras con trompillones trabajados por Peter Pfister. La iluminación interior se debe a 5 valiosas vidrieras de estilo y autores distintos. El presbiterio está decorado por un atril de 1446, coronado por un águila del siglo XIII, por una pila bautismal con relieves, de 1525, y por una tribuna del siglo XV.

Es aconsejable rodear el edificio para admirar el hermoso conjunto de contrafuertes con agujas, el ábside poligonal y la Schultheissenpforte (puerta del Alcalde), realizada por Erhard Kung en 1491.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter